971 73 28 01 Palma

Implantes dentales

Ante la ausencia de un diente existen diferentes formas de ser repuesto, mediante prótesis removible, prótesis fija o bien mediante un implante.

El implante es la forma más natural de reponer un diente perdido ya que directamente lo sustituye sin afectar al resto de la boca. ”Diente perdido, diente repuesto”.

Los implantes dentales están pensados para sustituir uno o varios  dientes en caso de haber tenido alguna pérdida de los mismos. El implante se fusionará con el hueso, proporcionando un soporte completamente estable para los dientes artificiales.

Una gran ventaja que representan los implantes dentales es que no será necesario desgastar los dientes adyacentes para que sostengan a los dientes de reemplazo.

También existe la posibilidad de usar los implantes dentales con la finalidad de dar soporte y estabilidad a las prótesis dentales. Con la ausencia de dientes las prótesis se vuelven más inestables, siendo la más problemática la prótesis inferior. Con los implantes dentales conseguimos mejoras en el habla, en la masticación y con todo esto, aumentar nuestra autoestima al darnos la tranquilidad de que la prótesis dental no se va a mover.

¿Qué es un implante dental?

Son “raíces artificiales”, utilizadas para substituir los dientes ausentes o perdidos con el objetivo de soportar una corona(diente) o prótesis.

La unión se establece mediante un proceso llamado oseointegración, que no es más que la unión biológica del implante con el hueso.

Prótesis sobre implantes

Con la ausencia de dientes las prótesis dentales sufren problemas de sujeción ya que no disponemos de dientes, los implantes consiguen solucionar este problema, pudiendo realizar prótesis removible sobre  implantes que nos aportaran estabilidad a la prótesis o bien prótesis fija.

¿Cómo cuidar los implantes dentales?

Es imprescindible seguir ciertos protocolos.

Primeramente se hace necesaria el aceptar hábitos de buena salud bucal y acudir de forma periódica a su dentista para la realización de las revisiones, así mismo informar enseguida ante cualquier anomalía que pudiera acontecer.

Todo esto es esencial para que las prótesis dentales puedan ser exitosas a largo plazo.

¿Son siempre la mejor solución cuando falta un diente?

Los implantes son una alternativa más para sustituir los dientes perdidos

Juntamente con los implantes existen otras opciones como las prótesis remivibles o las prótesis fijas, aunque los implantes dentales constituyen la opción terapéutica que más se aproxima a su dentición natural, en términos biológicos y de bienestar.

¿En qué consiste un tratamiento con implantes?

En términos generales, incluye cuatro fases: la fase de planificación, la fase quirúrgica, la fase restauradora y la fase de mantenimiento.

 

a) La fase de planificación puede ser más o menos compleja dependiendo de su situación inicial. Sin embargo, y en términos generales implica el estudio de su caso (examen clínico y radiográfico), así como la realización de otros tratamientos dentales para lograr una buena salud oral previa al tratamiento con implantes.

 

b) La fase quirúrgica implica la realización de una cirugía para la colocación del implante (raíz artificial) en contacto directo con el hueso. Puede ocurrir que haya la necesidad de realizar otras cirugías dependiendo de su caso clínico.

Estas situaciones clínicas son específicas de los casos donde existe una limitación en términos de cantidad de hueso lo que obliga a procedimientos quirúrgicos previos para obtenerlo.

 

c) La fase restauradora puede realizarse el mismo día de la cirugía o hasta 6 meses después de la misma, dependiendo del caso clínico. Consiste en un conjunto de procedimientos necesarios a la confección de la prótesis a colocar sobre los implantes. Este conjunto de procedimientos puede implicar varias consultas, tratando de lograr una función y estética adecuadas en cada caso clínico.

 

d) La fase de mantenimiento es quizás la más importante de todo el tratamiento porque es aquella que permite que todo lo que hasta aquí se ha realizado se pueda mantener.

No debemos pensar que una vez terminada la fase restauradora el tratamiento está terminado. En realidad, es a partir de aquí donde de los cuidados de higiene oral realizados por parte del paciente y del Dentista dependerá  la duración y la calidad del tratamiento realizado.

¿Pueden perderse los implantes?

Existen varios estudios a largo plazo que demuestran la eficacia del tratamiento con implantes, del orden del 90% al 98%.

Naturalmente como otros tratamientos médicos y médicos-dentales dependen de varios factores tales como: las características anatómicas y fisiológicas de los pacientes y sus hábitos de higiene oral. Deberá junto a su Dentista informarse sobre las posibilidades de éxito que puede esperar su caso clínico.

En caso de perder un implante siempre puede colocar otro sin

que ello implique un mayor riesgo de futuro fracaso.

¿Y por qué fallan los implantes?

Los implantes pueden perderse por múltiples razones por lo general asociadas a diferentes fases del proceso.

En una primera fase porque no se consigue la osteointegración (unión hueso-implante), lo que puede ocurrir por varias razones tales como: infecciones, deficiencia vascularización, alteración de la cicatrización, (frecuente en los fumadores) y las  sobrecargas oclusales de las prótesis colocadas sobre los implantes.

En el caso de haber alcanzado la osteointegración, se pueden perder por desajustes o fracturas de las prótesis, o de los elementos que unen los implantes a las prótesis, así como por infecciones.

Esta última causa resulta, no del proceso quirúrgico en sí tras la colocación del implante, sino de la falta de higiene oral, tabaquismo y ausencia de mantenimiento.

Tendemos a pensar que el implante no puede sufrir infecciones, caries… ya que son de un material inerte, generalmente titanio, pero no debemos obviar que todo lo que está alrededor del implante está vivo.

¿El tabaco puede influir en el éxito o fracaso?

El tabaco disminuye la vascularización del hueso y la encía, retrasa los procesos de cicatrización, aumentando el riesgo de infecciones. Es claramente demostrado en la literatura científica que los implantes en los pacientes que fuman presentan una mayor tasa de fracaso.

Para saber cual es la mejor solución para su caso, no dude en informarse con su dentista para realizar un diagnóstico y explicarle las alternativas de tratamiento que mejor se adecuan a su caso clínico.

Síguenos

Call Now Button971 73 28 01 Palma